Fabricando órganos en el laboratorio

Uno de los campos científicos que está experimentando grandes avances es la ingeniería de tejidos. Como ya se ha comentado en estas páginas, gracias al uso de diversas matrices naturales o artificiales, o a la tecnología de las viejas impresoras de chorro de tinta, los científicos han logrado depositar distintos tipos de células madre con el fin de reconstruir un órgano en sus tres dimensiones. La cosa no es nada fácil, pero tiene unas grandes perspectivas de futuro por sus posibles aplicaciones médicas.

Una investigación publicada recientemente en la revista Nature demuestra que la utilización de células pluripotenciales podría facilitar enormemente las cosas. Científicos japoneses han logrado reconstruir una hipófisis en el laboratorio, partiendo únicamente de células madre embrionarias de ratón. La hipófisis, conocida también como glándula pituitaria, es un pequeñísimo órgano que está dentro del cerebro y secreta algunas hormonas muy importantes. Los investigadores crearon grumos de células madre pluripotenciales y les aplicaron un estímulo concreto que hizo que se diferenciasen correctamente hasta formar la estructura completa de una parte de la glándula.

Si el sistema funciona también con células pluripotenciales de origen humano, este trabajo puede marcar las líneas de trabajo que en el futuro permitan fabricar en el laboratorio órganos complejos como pulmones, hígado o riñón.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s