El espantapájaros molecular

scarecrow geneEsta es una de ésas noticias que suelen pasar desapercibidas porque el descubrimiento ha sido publicado por científicos de la Universidad de Cornell en una revista científica llamada Plant & Cell Physiology, que habitualmente sólo leen los especialistas. Pero por diversas circunstancias me he topado con ella, y me ha llamado la atención porque podría influir en la vida de millones de personas, especialmente especialmente los habitantes de las regiones más desfavorecidas del planeta.

El protagonista es, cómo no, un gen. En esta caso se trata de un gen de las plantas, que lleva el extraordinario nombre de scarecrow, o sea espantapájaros. Los investigadores han descubierto que este gen se encarga de controlar la formación y funcionamiento de una estructura presente en la hoja de algunas plantas. Gracias a dicha estructura, plantas como el maíz o la caña de azúcar son capaces de realizar un tipo de fotosíntesis llamada C4, que es mucho más eficaz que otro tipo de fotosíntesis  (la C3) típica de plantas como el trigo.

El hallazgo no es ninguna broma, porque las plantas capaces de realizar la fotosíntesis C4 dan mayores cosechas en condiciones de temperatura y humedad que son poco favorables. Así que gracias al espantapájaros se podría algún día conseguir que plantas “C3” como el trigo se convirtieran en plantas “C4”. Lo cual permitiría, por ejemplo, cultivar trigo en climas áridos y calurosos, sin usar fertilizantes, y aún así el rendimiento de la cosecha se duplicaría. Esto podría dar de comer a grandes masas de población que viven, precisamente, en regiones del planeta sometidas a esas condiciones ambientales adversas.

Anuncios