Sobre el origen de la vida aquí, o fuera de aquí…

Late Heavy BombardmentHace unas semanas he dado las clases sobre el apasionante asunto de la aparición de la vida en la Tierra, así que como tenía el tema rondando en la cabeza llamaron mi atención un par de artículos científicos recientes. Es un tema difícil para los no-iniciados, pero pronto espero tener lista una lección on-line que sirva como introducción para los que sienten curiosidad por esta cuestión.

Una de las propuestas que cada vez gana más popularidad es la panspermia molecular, según la cual algunas de las moléculas básicas que hicieron posible la aparición de seres vivos (hace unos 3.500 millones de años de esto) no se formaron aquí en la Tierra, sino que vinieron del espacio. El análisis de meteoritos que cayeron poco antes, especialmente unos llamados condritas carbonáceas, muestra que efectivamente trajeron consigo muchos de los “ladrillos” moleculares que forman los azúcares o los nucleótidos, por ejemplo, así que la cosa no es en absoluto descabellada. Ahora, una investigación de la NASA ha analizado ocho de estos meteoritos y ha encontrado una molécula llamada nicotinamida, que es una de las formas de la vitamina B3. Lo interesante es que esta molécula es un ingrediente básico de la vida, utilizado por todas las células en sus reacciones químicas. Quizás se formó en la Tierra primitiva, pero también es posible que la llegada desde el espacio fuese el espaldarazo definitivo que permitió la aparición de los primeros seres vivos.

En cualquier caso, los expertos están bastante de acuerdo en que la Vida apareció en los océanos primitivos. El problema, claro, es saber cómo eran esos mares hace 4.000 millones de años, su composición, temperatura, etc. Utilizando la información más aceptada actualmente, científicos de la Universidad de Cambridge han reconstruido las reacciones químicas que tendrían lugar en esas condiciones. La sorpresa fue que se pueden dar reacciones sencillas, que están en la base de los ciclos metabólicos fundamentales en las células vivas. Y todo esto sin necesidad de catalizadores que “aceleren” esas reacciones, gracias a la alta cantidad de hierro que había en aquellas aguas. Lo cual viene a reforzar otra de las hipótesis sobre el origen de la Vida: que lo primero en aparecer fue un metabolismo sencillo formado por unas pocas reacciones químicas, incluso antes de que apareciesen los ácidos nucleicos. Muchos otros investigadores creen que éstos últimos, en concreto el ARN, fueron los primeros en aparecer, pero para saberlo a ciencia cierta necesitaríamos una máquina del tiempo…

Anuncios

4 Comments

  1. Es un tema que me apasiona. Cree usted que la evolucion continua en el mismo grado desde que inicio? Yo pienso que si de una manera intuitiva.

    Me gusta

    Responder

    1. Hola Oscar, es un buen tema para apasionarse…

      De todas formas, el origen de la vida fue algo muy especial, probablemente irrepetible, y con mecanismos bastante diferentes a los que operan en la evolución más clásica. Incluso en evolución hay mucho dinamismo, no es un proceso gradual, lento, sino repleto de sorpresas, saltos y cambios bruscos en los genomas. Además, claro, de todo lo que aún no sabemos…

      Me gusta

      Responder

  2. Resulta incuestionable ello; de alguna manera, la Naturaleza en su función procreadora consiguió que en suspensión en las masas de agua de la superficie terrestre tuvieran presencia más o menos durable los denominados “ladrillos” moleculares con los que son formados los azúcares o los nucleótidos, así como también los demás ingredientes básicos de la vida utilizados por todas las células vivas en sus reacciones químicas necesarias para autodotarse de estructura corpórea y de energía funcional.

    También parece claro que las condiciones ambientales imperantes en las primitivas superficie terrestre y masas acuáticas hubieran de ser muy destructivas para con las estructuras moleculares surgentes –radiación solar sin ningún filtro atenuador, temperaturas extremas y con bruscos y frecuentes cambios alternativos, hiperactividad eléctrica o incluso química y mecánica, etc.–. Debido a ello, parece lógico pensar que, cuanto de menor volumen fuesen las estructuras individuales, mayores serían sus posibilidades de integridad durable. Luego habremos de entender y admitir así que lo primero en aparecer fue un metabolismo sencillo formado por unas pocas reacciones químicas, incluso antes de que apareciesen los ácidos nucleicos.

    Al menos, esas son las explicaciones que por el momento asumo yo sobre el tan sugerente tema que nos presenta este interesante artículo. Hasta que las progresivas indagaciones científicas confirmen nuevas hipótesis.

    José Antonio Chamorro Manzano

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s