Nueva máquina contra la septicemia

biospleenEl nombre de Biobazo suena un poco raro (“biospleen” queda mucho mejor), pero da igual porque este invento podría salvar muchas vidas. Millones, de hecho, porque se calcula que al año mueren en el mundo unos ocho millones de personas por septicemia, una infección masiva de la sangre. Las causas de que sea tan letal son variadas: la tardanza en dar con el microorganismo responsable retrasa un tratamiento antibiótico eficaz, las bacterias liberan toxinas que provocan una reacción exagera del sistema inmune, etc. Es difícil luchar contra todo esto con las armas tradicionales, por lo que expertos en bioingeniería del Instituto Wyss de Boston se decidieron a explorar una solución alternativa: eliminar rápidamente de la sangre los microorganismos y, a poder ser, las toxinas que liberan. Según los resultados que publican en la revista Nature Medicine, parece que lo han conseguido.

El artilugio viene a funcionar como una máquina de diálisis, pero con las biotecnologías del siglo XXI. De hecho, se inspira en la estructura interna del bazo, de ahí su nombre. Está formado por unos canales a través de los que circula la sangre, donde entra en contacto con unas nanoesferas recubiertas por una molécula natural capaz de unirse a una gran variedad de bacterias y virus (casi unos cien, que se sepa). Gracias a esta molécula (una lectina que se une a manosa) las nanoesferas atrapan los microbios patógenos sobre su superficie, y como son magnéticas pueden ser extraídas fácilmente de la sangre y recogidas en otro canal, que vendría a ser la “alcantarilla” del sistema. Los científicos probaron la eficacia del nuevo aparato en la sangre de ratas a las que se había inyectado una buena cantidad de bacterias como las que causan septicemia en humanos (E. coli o estafilococo aureus). En cinco horas, el aparato había eliminado el 89% de los microorganismos de la sangre de los animales. La supervivencia de las ratas septicémicas fue baja, como era de esperar, sólo sobrevivió un 14%. En cambio, la utilización del biospleen elevó la supervivencia al 90%.

Los científicos comprobaron cuánto tiempo tardaría el aparato en limpiar toda la sangre de un humano adulto (unos cinco litros) y creen que podría hacerlo en unas cinco horas. Además, los desechos llevan una gran concentración de las bacterias, lo que podría acelerar mucho el diagnóstico exacto de cuál es el patógeno que causa la septicemia en un paciente concreto. Y también podría utilizarse para eliminar de la sangre algunos virus como el VIH o el Ébola. Poco más hay que decir. Simplemente, esperemos que se comience a ensayar en humanos cuanto antes. Muchos lo agradecerán.

Anuncios

One Comment

  1. Impresionante. Realmente interesante esta publicación. Ojalá podamos verla pronto desarrollada en humanos y que tenga verdadera eficacia, claro!!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s