Cirugía genética para la distrofia muscular

genome correctionLa distrofia muscular de Duchenne es una enfermedad genética muy común que va debilitando los músculos de forma progresiva, y el próximo domingo se celebra el día de concienciación sobre esta dolencia. Hace poco más de un año os hablaba sobre una nueva esperanza terapéutica, utilizando unos “minigenes”. Ahora, un artículo publicado en la revista Science demuestra la posibilidad de utilizar las últimas técnicas de corrección de genomas en animales de laboratorio. Lo que han visto es bastante sorprendente y, sobre todo, alentador.

Unos ratones modificados genéticamente, llamados mdx, sufren una enfermedad muy similar a la distrofia de Duchenne, porque llevan la misma mutación genética que los enfermos. El gen alterado es un gen enorme cuya mutación hace que la proteína respectiva, la distrofina, no funcione adecuadamente en la formación de un complejo de varias proteínas que comunican el esqueleto interno de las células musculares con la membrana y con la matriz extracelular.  Empleando el “último grito” en lo que a técnicas de corrección de genomas se refiere (un sistema llamado CRISPR/CAS9), científicos de la Universidad de Texas han corregido la mutación en estos ratones. Debido al método utilizado, no todas las fibras musculares llevan la versión corregida del gen, pero aún así los ratones recuperan la movilidad mucho mejor de lo que se podría esperar. Por ejemplo, si sólo un 20% de las copias del gen han sido corregidas, la cantidad de fibras musculares que funcionan normalmente es bastante mayor.

Lógicamente esto es muy buena noticia, porque uno de los problemas de la terapia génica para distrofias musculares es la dificultad que tiene corregir un defecto genético en millones de fibras de los diferentes músculos del cuerpo. Según estos resultados, hay dos factores que ayudarían a superar este problema. Por un lado, cada célula muscular tiene varios núcleos, y basta con que uno de esos núcleos lleve la copia correcta del gen para observar un efecto beneficioso. Además, el músculo tiene sus propias células madre que lo regeneran, de modo que si esas células madre llevan la versión corregida también contribuirán a “fabricar” más y más fibras musculares normales.

Esto es precisamente lo que observaron los autores de la investigación: con el paso del tiempo, la proporción de músculo normal (fruto de la corrección genética) aumentó en relación con el músculo enfermo. Lo cual hace albergar la esperanza de que la curación de esta enfermedad, al menos en sus manifestaciones musculares, podría estar un poco más cerca. Evidentemente no se pueden crear humanos transgénicos, pero el mensaje de este estudio es que no hace falta: podría ser suficiente con corregir la mutación en unas pocas fibras y células madre musculares.

Anuncios

2 Comments

  1. muy contenta por todo lo que se pueda aportar para esta enfermedad, quisiera saber que puedo hacer para que atiendan a un sobrino que tengo en cuba.
    felicidades y que dios logre que haya un camino para por lo menos mejorar la calidad de vida de las perosnas que padecen de esta.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s