Despertando cerebros

despertar cerebrosLos que hayan visto la película “Despertares” (Awakenings, con Nobert de Niro y Robin Williams) encontrarán algunas semejanzas entre aquella historia y la noticia que me dispongo a contar. En el fondo, los hechos básicos son parecidos: pacientes que sufren desde hace años problemas neurológicos graves experimentan una súbita mejoría al ser tratados con un nuevo fármaco. En el caso que nos ocupa hoy, se trata de tres personas que sufrían estado de mínima conciencia (una especie de estado de coma leve, en el que los pacientes responden a ciertos estímulos). Al ser tratados con un sedante llamado zolpidem (que se utiliza contra el insomnio), los pacientes recuperaron el estado de alerta y conciencia. Uno de ellos, por ejemplo, puede hablar y leer mientras duran los efectos del fármaco. Hasta ahora, tal recuperación resultaba inexplicable, pero un artículo publicado en la revista científica eLife desvela qué podría esta sucediendo en el cerebro de estas personas.

Neurocientíficos de Estados Unidos y Bélgica han analizado el patrón de ondas cerebrales (el electroencefalograma) en estos enfermos antes y después de recibir el tratamiento. Esto les ha permitido identificar una “firma” común a todos ellos: ondas eléctricas de unas características concretas, generadas en ciertas regiones cerebrales, que cambian al administrar el tratamiento. En concreto, observaron que el fármaco produce una breve excitación inicial en ciertas áreas y que esto “enciende” determinados circuitos que activan de nuevo el cerebro. A medida que los efectos del zolpidem desaparecen, se vuelve a la situación inicial de baja actividad cerebral.

Lo interesante es que los tres pacientes habían sufrido daño en su cerebro por distintos mecanismos: en uno de ellos tras una caída, en otro por un accidente de coche que casi provoca el ahogamiento, o por múltiples infartos cerebrales en el tercero. En los tres, el patrón alterado de actividad cerebral era similar, y los tres respondieron al tratamiento (aunque en distinto grado). Esto da esperanzas de que se podrán encontrar muchos más pacientes en estado de mínima conciencia con ese mismo patrón de ondas cerebrales, pacientes que por tanto podrían mejorar significativamente gracias a este fármaco, o a otros que tengan un efecto parecido sobre la actividad del cerebro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s