Genomas de retrovirus en humanos modernos y arcaicos

genoma y neandertalesNuestro genoma está lleno de cientos de miles de copias de elementos móviles, que han ido copiándose y aumentando en número con el paso de los años. Entre éstos, hay unos llamados “elementos retrovirales” que representan un 5% de toda la secuencia del genoma humano y que consisten en restos de retrovirus. Los retrovirus son virus que insertan su pequeño genoma en el ADN de las células que infectan; cuando esto sucede en un célula de la piel o del hígado, por ejemplo, la cosa no va a mayores, pero si esa inserción se produce en una célula germinal (óvulo o espermatozoide) entonces esa copia del ADN retroviral queda fijada en el genoma de una población humana y puede propagarse por toda nuestra especie. De hecho, esto es lo que ha sucedido en los últimos millones de años…

Hay evidencias de que estas inserciones y su posterior propagación pueden haber contribuido a dar forma a nuestro genoma, aunque en algunas ocasiones también pueden ser la causa de errores genéticos que provocan enfermedades. Pero lo más fascinante de estos pequeños “fósiles” de ADN es que pueden utilizarse como reloj molecular para comparar genomas de especies que se han separado hace millones de años. Es el caso, por ejemplo, de los humanos modernos, los neandertales y los denisovanos (unos humanos arcaicos similares a los neandertales que vivieron en Asia).

Cuando hace pocos años se leyó la secuencia completa del genoma de neandertales y denisovanos, se vio que llevaban en su ADN algunas copias de elementos retrovirales que, en cambio, no aparecían en el genoma humano en esos mismos sitios. Por tanto, la conclusión era que dichas inserciones habían tenido lugar en neandertales y denisovanos después de la separación de sus linajes evolutivos respecto del nuestro, hace unos 400.000 años. Pero ahora investigadores británicos ponen en duda esta conclusión, según un estudio publicado en la revista Current Biology. Al examinar muchos genomas humanos diferentes, los científicos han encontrado (al menos en alguno de ellos) prácticamente todos los elementos retrovirales que parecían exclusivos de neandertales y denisovanos. Según sus cálculos, estos “parásitos” habrían entrado en el genoma del ancestro común de estos tres tipos de humanos hace unos 800.000 años.

Se desprenden un par de lecciones interesantes de este nuevo estudio. En primer lugar, el uso de “un” genoma humano moderno (el llamado “genoma de referencia”) siempre es problemático, por lo que hay que mirar más a fondo en todo ese pool de genomas humanos que poco a poco vamos conociendo en detalle. Por otro lado, estos elementos retrovirales presentes en los tres genomas genomas son los más antiguos; probablemente sea más interesante buscar aquellos que son específicos del linaje humano moderno porque estos habrán contribuido a moldear nuestro genoma, permitiéndonos ser como somos. Por desgracia, serán también muy raros y -por tanto- más difíciles de encontrar. Pero para eso estamos…

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s