Acelerando el diagnóstico de las infecciones virales

virusLo hemos oído tantas veces, sobre todo en temporada de gripe: “si la infección está provocada por un virus, no deberías tomar antibióticos porque no sirven para nada. Los antibióticos son efectivos contra las bacterias, no contra los virus”. El problema es que las técnicas de laboratorio utilizadas para diagnosticar si se trata de un virus o una bacteria tardan días, mientras que en los servicios de Urgencias de los hospitales hay que tomar decisiones rápidas. Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke llevan tiempo desarrollando un test de laboratorio que ayude a hacer más fácil esta decisión. El test mide, en un tiempo récord de 12 horas, la activación de unos 30 genes en una muestra de sangre, y fue elaborado gracias a un equipo de voluntarios que se dejaron infectar por distintos tipos de virus causantes de enfermedades respiratorias comunes (y no peligrosas). Ahora, los científicos han probado ese mismo test en el mundo real, y los resultados son muy prometedores.

En un estudio que aparece publicado en la revista Science Translational Medicine, explican los resultados obtenidos en 102 personas que acudieron a los servicios de Urgencias con fiebre. De ellos, 35 no sufrían ninguna infección, mientras que el análisis posterior de los restantes reveló que 28 habían sufrido una infección viral y 39 habían sufrido una infección por bacterias. La pregunta es si el nuevo test podría haber predicho (ya en el momento de llegar al hospital) qué tipo de infección sufría cada paciente. Como a todos se les había hecho la prueba al llegar, la cosa era posible. Pues bien, en el 89% de los casos, el test acertó qué pacientes sufrían una infección viral; además, descartó correctamente el 94% de los pacientes que no la tenían.

Al margen de la alta tasa de aciertos, que ya de por sí es sorprendente, lo que más llama la atención de este nuevo análisis es que se basa en una estrategia diferente a las que se venían utilizando hasta ahora. Habitualmente, este tipo de pruebas se dirigen a estudiar algún componente o molécula que se encuentra presente en los virus. En este caso, en cambio, los investigadores se han fijado en las moléculas del sistema inmune que se activan en respuesta a los virus y que circulan por la sangre. De modo que este test identifica prácticamente cualquier ataque por un virus, lo que lo hace mucho más flexible y especialmente útil en casos de epidemias o infecciones por virus desconocidos o raros (incluidos posibles escenarios de bioterrorismo). Eso, más la rapidez (y esperemos que también el bajo precio) podrían hacer que llegue a los laboratorios de nuestros hospitales en pocos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s