El ordenador que lee a través del cerebro

leer cerebrosUna de las perlas de este verano, que ya tuiteé en su momento, fue un artículo publicado en la revista NeuroImage en el que investigadores holandeses consiguen algo que parece un tanto increíble. Muestran a unos voluntarios una letra escrita a mano, al tiempo que toman imágenes de la actividad de sus cerebros. Un ordenador procesa esas imágenes y, voilà, reconstruye en la pantalla la letra que inicialmente les habían mostrado. El asunto funciona con letras diferentes e incluso, parece ser, con letras que los voluntarios no habían visto nunca.

Los últimos meses han sido prolíficos en cuanto a avances relacionados con la neurociencia, avances que cada vez más se parecen más a lo que vemos en algunas películas de ciencia ficción: la creación de recuerdos falsos, máquinas que leen los sueños, la creación de parches neuronales o la más reciente del minicerebro artificial. En muchos de estos estudios se utiliza la resonancia magnética funcional, una técnica de imagen en la que resaltan las regiones cerebrales que se activan cuando uno lleva a cabo alguna acción. El ejemplo típico es pedir a un voluntario (conectado a la máquina) que haga algo, como cerrar el puño o pensar en un color, al tiempo que se toman imágenes del cerebro; al ver qué regiones cerebrales se activan, podemos ir determinando de qué se ocupa cada una. En este caso, los voluntarios no tenían más que “ver” unas letras. El resto, lo hacían las máquinas.

El asunto no fue sencillo, y al principio las imágenes reconstruidas eran borrosas. Pero los científicos “enseñaron a leer” al ordenador, asociando cada reconstrucción con la letra original. En el fondo, esto es lo que hacemos nosotros cuando aprendemos a leer: asociamos unas pequeñas líneas (que al principio no nos parecen más que garabatos) con letras concretas, de modo que al final podemos leer la escritura de personas distintas, siempre que se parezcan lo suficiente a la letra “modelo”. Este mismo proceso, aplicado al programa informático, mejoró mucho los resultados obtenidos en la reconstrucción de las letras. Los investigadores quieren mejorar todavía más la precisión, utilizando escáneres mejores. Y cómo no, su objetivo final es conseguir ordenadores que descifren el pensamiento. A ver para cuándo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s