Órganos en miniatura: ahora, el hígado

riñones artificialesSi hace pocas semanas hablaba del descubrimiento de unas moléculas que pueden ayudar a regenerar los hígados dañados, hoy tengo el placer de anunciar a los lectores algo que va en esa misma línea pero es bastante más sorprendente. En el fondo, se trata de la vieja idea de “si mi hígado no funciona, póngame uno nuevo”, que hasta ahora ha sido más bien como un sueño imposible. Pero investigadores japoneses han hecho un descubrimiento que la convierte, al menos, en algo factible, según publican en la revista Nature.

Todo comenzó porque los científicos estaban intentando crear tejido hepático correctamente vascularizado, es decir, con todos los vasos sanguíneos necesarios para que funcione bien. Uno de los sistemas que probaron fue mezclar células de la piel reprogramadas a células hepáticas con otros dos tipos celulares: unas que recubren por dentro los vasos sanguíneos y otras que son capaces de formar hueso o grasa. Sorprendentemente, los investigadores observaron que las células se comenzaban a auto-organizar y formaban pequeños esbozos de hígado. Después de optimizar este proceso, tras cientos de pruebas, lograron crear muchos de estos pequeños trocitos de hígado humano y comprobaron que, al menos en el laboratorio, podían llevar a cabo muchas de las funciones del hígado normal.

Lo más increíble es que estos mini-fragmentos de hígado también funcionaron después de ser trasplantados al abdomen de ratones de laboratorio: su red de vasos sangúineos se fusionaba con la del animal, con lo que recibían aporte sanguíneo, se mantenían funcionando e incluso crecían de tamaño. Es más, en algunos de estos ratones que padecían insuficiencia hepática, los minúsculos trasplantes evitaron la muerte de los animales.

Es pronto, lógicamente, para pensar en la aplicación a humanos, pero sin duda este descubrimiento abre un panorama muy alentador para el futuro de los trasplantes. Si la estrategia adoptada por los científicos de “mezclar varios tipos de células y dejar que hablen entre ellas” para organizarse y formar los mini-hígados funciona también con células procedentes de otros tejidos, podríamos tener a la vista un futuro con trasplantes personalizados prácticamente “a la carta”.

¡Ah! Y como lo prometido es deuda, este post va dedicado al seguidor 500 de @a100ciacierta, sea quien sea… Bienvenido.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s