Riñones en serie

riñones artificialesSi fuese posible “fabricar” riñones artificiales personalizados, cambiarían radicalmente las perspectivas de miles personas que dependen de la hemodiálisis y esperan un trasplante de riñón. Este órgano es fundamental para purificar la sangre de las sustancias de desecho que se van acumulando por las reacciones químicas que tienen lugar en el organismo; nos lo podemos imaginar como un sofisticadísimo sistema de filtrado. Por desgracia, lo más parecido a un riñón artificial que hemos logrado son las máquinas de diálisis, que no se pueden llevar dentro del cuerpo funcionando continuamente como un riñón normal. Gracias a los esfuerzos de un equipo de bioingenieros de Boston, cuyo trabajo aparece publicado en la revista Nature Medicine, parece que el camino hacia el auténtico riñón artificial está ahora abierto.

Lo primero que hicieron los investigadores fue poner a punto un método para eliminar todas las células de un riñón y dejar intacto el armazón fibroso, los vasos sanguíneos y los conductos que canalizan la orina. Consiguieron hacer esto con riñones de rata, de cerdo y también humanos. A continuación venía el paso más difícil: rellenar ese armazón con células nuevas, que funcionasen como las de un riñón normal. Primero reconstruyeron las arterias utilizando las células que recubren por dentro los vasos sanguíneos. Para reconstruir el sistema de filtrado, emplearon células extraídas de riñones de ratas recién nacidas. Gracias a un ingenioso sistema, fueron colocando las células en su sitio y dejaron estos mini-órganos en reposo unos días. Después comprobaron que, al hacer pasar sangre por las arterias de los nuevos riñones, salía orina. De hecho, trasplantaron algunos de estos órganos artificiales en otras ratas a las que les faltaba un riñón y comprobaron que funcionaban, aunque -como es lógico- no tan bien como los riñones sanos.

Lo importante es haber demostrado que algo tan complicado es factible. Lógicamente, para que se pueda aplicar a humanos hay que conseguir hacer esto a una escala mucho mayor, y dar con las células idóneas para “rellenar” los armazones vacíos de riñones humanos. Preferentemente, deberían ser células procedentes de los mismos pacientes, para evitar cualquier posibilidad de rechazo. En teoría, todos los ingredientes están ahí, sólo hace falta encontrar el modo de juntarlos y conseguir que el sistema funcione…

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s