La actividad cerebral descubre la personalidad (de monos)

Como ha quedado reflejado en diversas noticias aparecidas en A Ciencia Cierta, los últimos años han presenciado importantes avances en el campo de la neurociencia. En concreto, se ha visto que es posible medir la actividad eléctrica de las neuronas de distintas regiones del cerebro y descodificar esa información para transformarla en palabras, sonidos o movimientos de robots mecánicos. Ahora, científicos de la Universidad de Washington, en San Luis, demuestran que también permite distinguir monos con distinta “personalidad”.

En un artículo publicado en la revista Science los investigadores describen sus hallazgos al someter a dos monos a una tarea sencilla (mover la mano para alcanzar una diana) al tiempo que registraban la actividad eléctrica de neuronas de la corteza cerebral, en una región que se encarga de controlar los movimientos. Los monos debían superar una variante de la prueba en la que a veces aparece un obstáculo entre la mano y la diana, por lo que tienen que planificar un movimiento más amplio que evite el obstáculo. Registrando la actividad neuronal, vieron que podían ver patrones eléctricos claramente distintos cuando aparecía el obstáculo.

Pero el hallazgo más sorprendente llegó por casualidad. Al combinar los resultados obtenidos en los dos monos, que es lo que se hace habitualmente en este tipo de experimentos, el análisis no era muy claro. En cambio, cuando los científicos analizaron cada mono por separado pudieron observar diferencias importantes, que se relacionaban con la distinta “personalidad” de ambos animales: uno era un “culo inquieto” que intentaba solucionar la tarea sin esperar a ver si aparecía el obstáculo o no, mientras que el otro era más planificador y no se ponía en marcha hasta haber esperado un poco. Lo interesante es que estas distintas “estrategias” se podían ver claramente reflejadas en los patrones de actividad neuronal antes de que los monos iniciasen el movimiento, con lo que se podría predecir el tipo de personalidad del animal. No quiero ni pensar lo que podría hacerse con este tipo de experimentos en humanos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s