Consiguen crecer en el laboratorio un nuevo tipo de neuronas enfermas

Imagina que tu editor de texto tuviese un virus, de modo que repitiese alguna letra: “alguna letrrrrrrrrra”, por ejemplo. Esto es precisamente lo que sucede en algunas enfermedades causadas por la repetición, muchas más veces de lo normal, de un aminoácido (una de las “letras” que forman una proteína). Curiosamente, hay varias enfermedades hereditarias en las que el aminoácido repetido es uno llamado glutamina, que se representa por la letra Q. La repetición de una Q más de 40 veces hace que en estos pacientes se mueran algunas neuronas de determinadas regiones del cerebro, dando lugar a problemas neurológicos. Uno de estos es la enfermedad de Huntington, que afecta a una de cada 10.000 mil personas en España.

Esta enfermedad neurodegenerativa se puede diagnosticar años antes de que aparezcan los primeros síntomas, pero por desgracia no se puede hacer mucho para retrasar los problemas neurológicos o para curarla. En buena parte, esto es debido a que no se sabe muy bien por qué la repetición de glutaminas provoca la muerte de las neuronas. Hay varias teorías, pero ninguna totalmente satisfactoria, y este problema no se solucionará hasta que no podamos estudiar directamente las neuronas de los pacientes. Lógicamente, no se puede entrar en el cerebro de los enfermos y realizar investigaciones sobre sus neuronas, pero gracias a las células madre reprogramadas se ha logrado algo muy parecido.

La revista Cell Stem Cell publica el trabajo realizado por un equipo de científicos de todo el mundo, que ha logrado reprogramar células de la piel de catorce personas con enfermedad de Huntington, convirtiéndolas primero en células madre pluripotenciales y después en neuronas. Al estudiarlas en el laboratorio, los investigadores comprobaron que las neuronas enfermas tienen alteraciones similares a los pacientes, y sus problemas son de distinta gravedad dependiendo de cuántas veces está repetida la glutamina en la proteína. Entre otras cosas, por ejemplo, han podido comprobar que las neuronas enfermas son muy sensibles al estrés y a la ausencia de algunos factores necesarios para el crecimiento neuronal.

Ahora que los neurocientíficos disponen de estas células, será más fácil entender qué está causando realmente la muerte de las neuronas en pacientes con enfermedad de Huntington, y ensayar nuevos medicamentos que ayuden a estas células a sobrevivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s