De la piel al cerebro sin intermediarios

células madreVamos por partes. En tu piel hay unas células bastante “sosas” llamadas fibroblastos. Las células más importantes de tu cerebro, en cambio, se llaman neuronas. La diferencia entre fibroblastos y neuronas es bestial, porque cumplen funciones totalmente distintas. ¿Necesitamos regenerar algúna parte del cerebro que está fallando? Para ello hacen falta células madre neurales, que son las que se pueden cultivar en un laboratorio para conseguir nuevas neuronas. ¿Hay una forma fácil de obtener estas células madre neurales? Desde la semana pasada, parece que sí.

Investigadores del Instituto Gladstone, en California, han logrado reprogramar fibroblastos de ratón y fibroblastos humanos y convertirlos directamente en células madre neurales. La cosa en sí no sería noticia (ya hicieron lo mismo hace un par de años) si no fuese por el nuevo método que han empleado: activando un solo gen en los fibroblastos y jugando con la composición del líquido en el que crecen las células. Y eso no fue todo. Implantaron en cerebros de ratón estas células madre especializadas en fabricar neuronas y vieron que, efectivamente, eran capaces de dar lugar a nuevas neuronas que se integraban con sus vecinas y establecían conexiones.

Por un lado, este tecnología facilita mucho la identificación de nuevos fármacos para curar enfermedades del cerebro. Por ejemplo, no existe actualmente ningún fármaco que sea realmente eficaz para curar la enfermedad de Alzheimer, y esto se debe en buena parte a que es imposible estudiar la eficacia de nuevas moléculas directamente sobre neuronas humanas que están afectadas por la enfermedad. Estas células madre neurales permitirán obtener grandes cantidades de neuronas “enfermas” en el laboratorio, y así acelerar mucho este tipo de pruebas.

Pero además esta investigación demuestra que ya no es necesario usar células pluripotenciales, como las embrionarias o las inducidas, que tienen mayor riesgo de producir cáncer. De hecho los autores de esta investigación comprobaron que ninguno de los animales había desarrollado tumores en su cerebro. Por eso, cada vez estamos más cerca de poder utilizarlas para regenerar las lesiones cerebrales de un número creciente de personas que sufren enfermedades degenerativas del cerebro.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s