¿Cómo adivinar el pensamiento?

Si vas aquí y ejecutas el archivo “palabras.wav”, podrás oir una voz que pronuncia una palabra en inglés (“water” es la primera), seguida de esa misma palabra pronunciada dos veces de modo un tanto deformado. Lo increíble es que esas dos palabras son las reconstrucciones realizadas por un ordenador, utilizando las ondas cerebrales captadas cuando una persona las escuchaba.

La investigación, publicada en la revista PLoS Biology, es impresionante. Básicamente, los científicos utilizaron la información recogida por unos electrodos que habían sido implantados en el cerebro de varios enfermos para estudiar problemas de epilepsia. En concreto, los electrodos captaron las ondas de una región cerebral encargada de procesar los sonidos y transformarlos en fonemas, los “ladrillos” que dan lugar a las palabras. Durante 5 a 10 minutos, los investigadores pronunciaban palabras concretas, aisladas o en medio de una conversadión, y el resto lo hicieron los ordenadores: procesar las señales para generar unos patrones característicos de cada palabra. Después, un sintetizador de voz puede convertir esos patrones en sonidos que, como se aprecia en el audio al que me refería al principio, son bastante similares a la palabra original. Los científicos creen que con más horas de “entrenamiento”, los ordenadores podrían producir sonidos mucho más parecidos al original.

No hace falta tener mucha imaginación para darse cuenta de lo que esta tecnología puede significar para pacientes con enfermedades relacionadas con la audición o el habla. En este sentido, esta investigación es crucial para comprender cómo se procesan los sonidos y cuáles son las regiones del cerebro más importantes. Esto, a su vez, podría conducir a otras aplicaciones de mucho mayor alcance, como reproducir las verbalizaciones “internas”, o sea, las palabras que uno piensa. Se sabe que las mismas regiones cerebrales utilizadas para procesar el lenguaje se activan cuando uno “piensa” esas palabras. Por eso, esta tecnología podría llegar a reproducir esa voz interna, lo cual sería de enorme ayuda para enfermos con diversos problemas cerebrales que les impiden hablar, como un ictus o el Síndrome de enclaustramiento. Aún es pronto para pensar en aplicaciones inmediatas, pero seguro que no se harán esperar.

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s