El estrés cambia la herencia

Hace años que los científicos vienen documentando la posibilidad de que factores ambientales cambien la manera de funcionar de los genes. Pero además podría suceder que estos cambios fuesen transmitidos a la descendencia, lo cual alteraría significativamente la manera actual de entender la herencia. De hecho, si un estímulo externo es capaz de causar un cambio estable en los genes de un individuo, de forma que ese cambio se herede, esto puede tener implicaciones importantes en muchos ámbitos de la ciencia, desde la medicina hasta el estudio de la evolución biológica.

Cada vez hay más evidencias a favor de estos efectos epigenéticos heredados, y científicos japoneses acaban de publicar en la revista Cell un nuevo ejemplo, esta vez en moscas. Al someter a estos insectos a estrés, los investigadores observaron cambios en una proteína que regula el modo en que se empaqueta el genoma dentro de las células, cambios que provocaron la activación de un gen y la aparición de ojos rojos en las moscas. Sorprendentemente, la descendencia de esas moscas también tenía esos mismos cambios (y ojos rojos), aunque ellas mismas no habían estado sometidas a estrés.

No se conocen con detalle los procesos responsables de este fenómeno, aunque este trabajo contribuye a arrojar un poco de luz sobre el asunto. Pero no cabe duda de que esta área de investigación es fundamental para conocer mejor cómo se relacionan los factores genéticos y los factores ambientales en el funcionamiento de los seres vivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s