Las lenguas también salieron de África

Imagina un grupo numeroso de individuos que han estado viviendo muchos años en una zona del planeta. En un momento dado, unos pocos emigran para ir a colonizar una región distante, donde se quedarán unos años. Tiempo después, el proceso se repite, y así sucesivamente. Cada vez que un grupo se separa, la diversidad genética de estos colonizadores es menor a la que había en la población de origen. Este fenómeno, que los genetistas llaman efecto fundador, es una de las evidencias en apoyo de la hipótesis de que todos los humanos que actualmente vivimos en el planeta salimos de África hace apenas cien mil años.

Un investigador de Nueva Zelanda acaba de publicar en la revista Science un estudio muy original, en el que aplica una metodología similar al análisis de las lenguas que actualmente se hablan en el globo. En vez de fijarse en palabras, o en estructuras gramaticales o sintácticas, el científico analizó la diversidad de los fonemas de más de 500 lenguas, llegando a conclusiones bastante parecidas a las que se derivan de los estudios genéticos: la mayor diversidad fonética está en África. A medida que las lenguas se alejan de esa región, van perdiendo diversidad, debido probablemente a un efecto fundador similar al que se observa en los genes. De hecho, el modelo obtenido muestra una extraordinaria coincidencia entre la evolución de las lenguas y los movimientos de los humanos a lo largo y ancho del planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s