La importancia de la longitud

Uno siempre tiene algunos temas sobre los que le gustaría escribir un libro. A mí se me amontonan, qué le vamos a hacer. Pero hay uno que me parece especialmente apasionante: los mecanismos de orientación de los animales.

Hace unos años recogimos en A Ciencia Cierta una investigación sobre el “GPS” interno de las mariposas monarca, que parecen orientarse por la posición del sol. Muchos de los grandes migradores utilizan los campos magnéticos terrestres para calcular la latitud (posición norte-sur), y de hecho también hablamos aquí en su día del “sexto sentido” magnético de las vacas. Lo que no es tan fácil de explicar es cómo se calcula la posición este-oeste (la longitud): para ello es necesario saber con exactitud la hora, cosa que resulta complicada con los relojes biológicos internos.

Ahora, un sorprendente estudio publicado en Current Biology demuestra que las tortugas marinas utilizan los campos magnéticos para calcular tanto la latitud como la longitud, creando unos mapas bidimensionales que les permiten saber su posición. No puedo entrar en los detalles del estudio, en el que trasladaron tortugas caribeñas al otro extremo del Atlántico (manteniendo la misma latitud), pero me parece increíblemente interesante.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s