Una luz tenue brilla en el confín del universo

Detectan la luz de la galaxia más antigua del universo conocido

Recientemente, la revista “Nature” ha publicado datos sobre una nueva galaxia cuya luz ha viajado durante 13.200 millones de años. Este dato sitúa a la fuente a sólo 500 millones de años del origen del universo.

Podemos hacernos una idea de la distancia y el tiempo, imaginando al universo como una persona de 60 años de edad. La imagen correspondería a una fotografía ampliada de una pequeña parte de su cuerpo, tomada cuando sólo tenía 2 años y 3 meses de edad. La “fotografía” más antigua del universo corresponde a lo que llamamos el  “Fondo de Microondas”, que en el hombre de nuestro ejemplo sería equivalente a una fotografía tomada a las 15 horas de vida. Luego, el universo atravesará una “etapa oscura” donde no habrá más fotografías, hasta la época de la cual estamos hablando.

Esta detección representa un avance significativo en la sensibilidad para la detección de objetos muy distantes, y ha sido posible gracias a que el telescopio Hubble, situado fuera de la atmósfera terrestre, fue dotado de una cámara especialmente diseñada para estudiar regiones del universo más profundo (o distante) (“Hubble Ultra Deep Field”).

Usando técnicas de filtrado múltiple con información complementaria, se ha podido determinar el “desplazamiento al rojo” producido por el efecto Doppler y calcular así la distancia. El desplazamiento de esta luz, medido en la escala que utilizan los astrofísicos, tiene un valor de 10, mientras que los datos conocidos hasta ahora sólo alcanzaban valores típicos de 6 (que corresponderían a una fotografía tomada cuando el hombre era un niño de unos 4 años). Estos datos también sugieren un valor de desplazamiento de 12 como el umbral para la detección del comienzo de formación de estrellas en el universo. Es decir, el correspondiente a una fotografía tomada a la edad de un año y 9 meses aproximadamente.

Estudiar en profundidad esta etapa en la evolución del universo es muy importante, porque en ella se produjeron cambios muy drásticos que fueron configurando el universo que observamos hoy. Para extraer conclusiones más fundadas serán necesarios los datos que producirá un nuevo telescopio espacial cuya entrada en servicio se estima para el 2015.

Héctor Mancini
Instituto de Física
Universidad de Navarra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s